5 Técnicas De Jardinería Profesional Para Principiantes

La jardinería ha sido durante mucho tiempo un pasatiempo tradicional en nuestro país. Pero ha habido un aumento de los intereses y el deseo de esta actividad interesante en los últimos años.

En parte debido a los movimientos locales de alimentos y los beneficios para la salud que puede traer. Independientemente del tamaño de su jardín, la jardinería puede ser una tarea difícil para la mayoría de los principiantes debido al tiempo y el compromiso involucrados. Sin embargo, con equipo de jardinería profesional, un plan cuidadoso, paciencia, y algunas técnicas básicas, disfrutarás de las recompensas después de varios meses.

Aquí hay 5 consejos profesionales para iniciar su nuevo jardín.

Elija las herramientas básicas de jardín

El primer paso en su viaje de jardinería es elegir varios equipos y herramientas de jardinería básica si no desea cavar con sus manos desnudas. Afortunadamente, sólo requiere un par de artículos como sigue:

Must-Have Tools

Un par de tijeras de poda es una herramienta imprescindible para cada principiante de jardinería para recortar arbustos y plantas, así como cortar ramas muertas o cabezas de flores. También necesita un par de podas de corte para realizar tareas cortas de plantas bien establecidas y más grandes gracias a sus grandes aspas y asas largas.

Herramientas para Rak y Digging

Para cavar y obtener el suelo para sus plantas, debe preparar al menos un tenedor de jardín, una troya o una pala. La espiga y la pala serán útiles en la excavación de los agujeros para el crecimiento de sus plantas, mientras que un tenedor de jardín se puede utilizar para romper grandes grumos de tierra o eliminar las raíces de las malas hierbas o plantas muertas. También, pueden ser necesarios 1 o 2 rastrillajes con puntas de metal para retirar piedras y nivelar el suelo antes de comenzar. Para tareas básicas de mantenimiento como el espacio libre de hojas, un rastrillo de plástico es una buena opción.

Herramientas de relojes

A menudo hay 2 opciones de riego para elegir: una lata de riego o una manguera de jardín. Generalmente, el primero es ideal para plantas y plantas delicadas, pequeñas y delicadas, mientras que las últimas se pueden utilizar para tareas de trabajo pesado, como regar árboles establecidos.

Herramientas para eliminar las malas hierbas

Para evitar que las malas hierbas se afianzen, es posible que necesite un cuchillo de jardinería, un trowl bifurcado y un eater de malas hierbas a pie (si es dueño de una gran propiedad). Estas herramientas y máquinas le permitirán recortar y desarraigar muchas plantas invasoras de manera fácil y eficaz.

Cuanto más grande sea el tamaño de su jardín, más herramientas podría necesitar prepararse. Pero asegúrese de elegir los elementos correctos ya que pueden ser muy costosos.

Seleccione las plantas adecuadas

Una vez que haya seleccionado las herramientas de jardinería necesarias, ahora es el momento de la parte más emocionante: elegir las plantas. Antes de salir corriendo al centro del jardín local y comprar todo lo que está disponible, usted debe pasar algún tiempo revisando y averiguar qué tipos de suelo están en su jardín porque muchas plantas pueden ser muy exigentes sobre dónde crecen. Otra forma de tomar una buena decisión es echar un vistazo al jardín de tus vecinos y ver qué están creciendo actualmente bien. De hecho, esta es la forma más fácil y segura de asegurar que sus plantas elegidas no morirán debido a condiciones inadecuadas.

El inicio de un nuevo jardín de semillas puede ahorrar mucho dinero, pero esto también puede ser muy frustrante; mientras que las plantas iniciadas podrían ser una buena opción si quieren ver resultados inmediatos. La mejor solución, en estos casos, es mezclar ambos tipos: recoger varias plántulas iniciadas en el vivero local y cultivar las otras de semillas como zinnias, cosmos, marigolds y girasoles.

Un error común de newbie es mezclar demasiadas plantas anuales, que a menudo mueren justo después de un año de crecimiento. Para el color y la longevidad, es recomendable ir para una combinación equilibrada de anuales y perennes. Evita elegir una planta de cada tipo porque tiende a parecer revoltocada y desorganizada. En su lugar, debe repetir los mismos materiales de protección (plantadores, macetas, caminos) y plantas en diferentes áreas de su jardín para crear un paisaje hermoso y diseñado profesionalmente.

Mejorar el suelo

Incluso cuando una prueba inicial ha demostrado que el suelo de su jardín está en perfectas condiciones, siempre puede mejorar su calidad para asegurarse de que su planta se beneficie de una condición de nutrientes. Esta parece ser una tarea desalentadora y desafiante, pero no es tan difícil como se podría pensar.

El método más popular y más fácil para mejorar el suelo es trabajar el compost en los 20 a 30 centímetros (8 a 12 pulgadas) de la tierra con un tenedor o una pala. Después de unos meses, el compost debe ser descompuesto y proporcionar una gran cantidad de nutrientes esenciales para sus plantas. La mejor temporada para realizar esta tarea es en el inicio de la primavera o durante el invierno.

Si odias la excavación, la idea de mezclar el suelo con compost puede ser otra opción para mejorar la calidad del suelo en tu jardín. Sin embargo, este método podría tardar mucho tiempo y requerir mucha paciencia. En primer lugar, debe marcar y cubrir las áreas de la planta-cama en 5 capas de papel o periódico. Después de eso, llenar las áreas enteras con 5 a 7 centímetros (2 a 3 pulgadas) de compost y dejar que se sienta allí durante al menos cuatro meses. Durante este período, los papeles se descompondrán gradualmente y permitirán que todos los nutrientes en el compost se combinen con el suelo debajo.

Agua de sus plantas Correctamente

Una regla básica en las plantas de riego es darles una cantidad suficiente de agua para sobrevivir y crecer, pero no tanto para hacer que el suelo se vuelva anegado. Y la mejor manera de lograr este equilibrio es regar tus plantas de una manera lenta para que el agua llegue a lo profundo del suelo. Idealmente, el suelo del jardín debe tener humedad de aproximadamente 5 a 6 centímetros (2 a 3 pulgadas) bajo la superficie.

Cuánto se debe regar las plantas puede depender de un par de factores, incluyendo la temperatura, la humedad, los tipos de suelo y las plantas en su jardín. Es sencillo entender que el aire más seco y más caliente sacaría la humedad del suelo y de las plantas con mucha rapidez, por lo que es necesario aumentar la cantidad y la frecuencia de riego cuando la temperatura sube. Por supuesto, si su vecindario a menudo llueve, no tendrá que hacer esta tarea con frecuencia.

Las plantas en varias etapas de crecimiento también necesitan diferentes cantidades de agua. Idealmente, es necesario regar los árboles jóvenes a diario para fomentar las raíces y el desarrollo saludables, mientras que las plantas establecidas solo pueden requerir que se riegan una vez cada 3 o 4 días, dependiendo de la temperatura y el clima. Una buena regla general es obtener todas las plantas de agua para 1 o 2 veces cada semana en lugar de un poco cada día.

Un consejo útil para saber si las plantas se han regado lo suficiente es poner el dedo de 2 a 3 pulgadas bajo el suelo y asegurarse de que se siente húmedo en el suelo. Al regar, lo mejor es usar un rociador o un riego porque estas herramientas pueden evitar que sus plantas sean dañadas debido al vertido de mucha agua al mismo tiempo.

Prevenir contra los invasores

Una vez que haya crecido todas las plantas en el jardín, uno de los mayores desafíos es mantener a los invasores comunes como enfermedades, plagas y malas hierbas fuera del jardín. En algunos grados, las malas hierbas son inevitables y su presencia puede ser aceptable siempre y cuando no comiencen a atragantar sus plantas. La mejor solución a este problema es retirarlos una vez a la semana. Básicamente, es mucho más fácil tirar y quitar semanas fuera del suelo cuando el suelo está mojado. Cubrir el suelo con paja o mulch también puede ayudar a limitar el número de malas hierbas al mismo tiempo que se mantiene el nivel de humedad adecuado.

La eliminación de enfermedades de jardín y plagas como los criterios de meddlesome y los insectos pueden ser una tarea más difícil, incluso si usted es un jardinero experimentado. Pero con un plan y una preparación cuidadosa, usted puede lidiar con la mayoría de estos problemas por adelantado. La mayoría de las enfermedades y los insectos que causan daño a las plantas de jardín son muy propensos a aparecer cuando están estresados y carecen de un cuidado adecuado. Por lo tanto, asegúrese de dar a sus plantas una cantidad suficiente de nutrientes esenciales, agua y luz solar.

Además, hay un par de métodos orgánicos para controlar y prevenir enfermedades y plagas comunes en su jardín. Por ejemplo, los disuasivos creativos como los espantapájaros o la esgrima pueden evitar que los critters corran amok.

Conclusión

Ahí lo tienes, tener un nuevo jardín podría no ser tan aburrido e intimidante como muchas personas piensan a menudo. Incluso cuando usted es un novato, sólo siguiendo esos 5 consejos útiles y usted sería capaz de disfrutar de un jardín floreciente después de unos años, siempre y cuando tenga un plan cuidadoso para elegir las plantas adecuadas y dar a la tierra un impulso saludable.

¿Usted encuentra nuestro artículo útil? Si te gusta o quieres dar algún consejo o consejos para principiantes, siéntete libre de compartir con nosotros en la sección de comentarios a continuación. No olvides compartir con tus amigos. Gracias por leer.

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad